Gastronomía y Restauración

Gastronomía y Restauración

DSC_3029Son los recursos orgánicos de la zona los que sirven de materia prima para los platos más genuinos de la localidad y de la comarca. La abundancia de cereales ha desarrollado tradicionalmente una industria panadera y dulcera de calidad. La cultura pastoril nos ha deleitado durante siglos con guisos como la caldereta y la chanfaina. La presencia de una amplísima cabaña de porcino y la existencia de varias industrias chacineras han popularizado y extendido hasta más allá de nuestras fronteras los productos del cerdo ibérico. Las carnes, pues, pero sin olvidar otras variantes locales en la elaboración de los espárragos, las setas, el cocido y el gazpacho extremeños, entre otras suculencias, son el plato fuerte de nuestros restaurantes.

La acción de los fuentecanteños por la cocina y la riqueza y variedad de las materias primas que están a nuestro alcance han permitido una proliferación asombrosa de estas y concursos gastronómicos. Ya hemos mencionado el principal de ellos, la Chanfaina. Pero también destaca el de migas que se organiza en el barrio de San Juan coincidiendo con el entierro de la sardina que cierra el carnaval, el concurso de trincalla (otro plato genuino) que se celebra en esa misma barriada en sus estas del 24 de junio, y el concurso de gazpacho durante la romería.

En este mismo ámbito destacan igualmente la matanza didáctica extremeña, que últimamente se hace en el Hogar de mayores a principios de febrero, en la que se aprende a distinguir y a degustar los productos del cerdo, y el concurso nacional de vinos, en las semanas previas a la Chanfaina, premiándose los mejores caldos blancos y tintos, así como la presentación del producto.

Además de estas festividades y competiciones gastronómicas de ámbito general, hemos de destacar que a lo largo del año suelen convocarse en restaurantes y clubes concretos otros concursos locales cuyos ingredientes básicos son el arroz y las papas, por ejemplo.

La última iniciativa que se ha incorporado al darte del buen comer y beber es la esta de la tapa, a comienzos del verano, en la que los bares y restaurantes de la localidad compiten por elaborar el pincho más original y sabroso.