GRAN FESTIVAL DE ARTE FLAMENCO en homenaje a la gran bailaora y artista universal CRISTINA HOYOS

GRAN FESTIVAL DE ARTE FLAMENCO en homenaje a la gran bailaora y artista universal CRISTINA HOYOS

IV Jornada del XVII OTOÑO FLAMENCO de Fuente de Cantos, día 26 de septiembre, GRAN FESTIVAL DE ARTE FLAMENCO en homenaje a la gran bailaora y artista universal CRISTINA HOYOS
Llegó el momento del homenaje a la gran bailaora, coreógrafa, actriz, maestra y artista universal CRISTINA HOYOS; la artista flamenca más laureada en la actualidad.
Todo lo dicho, muy resumido, son razones más que suficiente para que le diéramos, en este XVII OTOÑO FLAMENCO de FUENTE DE CANTOS, el primer homenaje que recibe en Extremadura. Aunque sea de forma más humilde que los numerosos premios y distinciones alcanzados a lo largo de su vida artística. Pero desde luego no menos importante porque está entregado desde el corazón. Porque nosotros se lo dimos además y especialmente por la atención y el cariño que siempre tiene con Extremadura y con nuestro flamenco, por su labor de apoyo a nuestros aires extremeños y a nuestros jóvenes artistas y por su generosidad y humildad, siendo tan grande como artista, siempre dispuesta a la labor didáctica de las nuevas generaciones. Por eso anoche en Fuente de Cantos, los artistas y todos los flamencos extremeños le abrieron, también humildemente el corazón de Extremadura, tal y como ella lo ha hecho con nosotros, y en gratitud al cariño demostrado por esta tierra.
Le entregaron recuerdos y hablaron la Consejera de Cultura, Turismo y Deportes, la Alcaldesa de Fuente de Cantos y el presidente de la Peña Flamenca de Fuente de Cantos y la acompañaron en el escenario todos los artistas intervinientes. Ella lo agradeció con unas bellas, sencillas y emotivas palabras de agradecimiento para todos, y después en el ‘fin de fiesta’, nos regaló unas ‘pataítas por bulerías’, con ese arte único que tiene, que hicieron las delicias del público.
Cuando los grades se comportan como normales y corrientes, nos dan una lección de humanidad, de saber estar y de elegancia. ¡Gracias Cristina!