Guía de actuación en matanzas domiciliarias en la Comunidad Autónoma de Extremadura ante la COVID-19

Guía de actuación en matanzas domiciliarias en la Comunidad Autónoma de Extremadura ante la COVID-19

INTRODUCCIÓN
El sacrificio de animales fuera del matadero para autoconsumo es una actividad tradicional que se mantiene en nuestros días y en la mayoría de las localidades de nuestra Comunidad Autónoma. Los cerdos sacrificados en domicilios particulares para autoconsumo conserva cierta importancia estacional, sobre todo en algunos municipios de nuestra región, donde las matanzas domiciliarias tienen un importante valor económico y social.
Los principales riesgos sanitarios ligados al consumo de los productos obtenidos en este régimen de sacrificio están asociados principalmente a determinadas enfermedades transmisibles, infecciosas o parasitarias, como la triquinelosis, la cisticercosis y otras patologías zoonóticas.
En la presente campaña, además de los riesgos sanitarios mencionados, pueden existir posibilidades de contagio de la COVID-19 entre las personas que puedan intervenir en estas actividades, por lo que de acuerdo con el régimen de medidas preventivas y de contención adoptadas por la autoridad estatal y autonómica que deben regir durante la vigencia del nuevo estado de normalidad en nuestra región en tanto permanezca declarada la situación de emergencia sanitaria ocasionada por la COVID-19, se hace necesario seguir una serie de pautas para tratar de evitar contagios en las matanzas domiciliarias, convertidas algunas de ellas en fiestas o reuniones familiares.

Para ello, se edita la presente Guía de actuación en matanzas domiciliarias en la Comunidad Autónoma de Extremadura.

OBJETIVOS
⦁ Garantizar la salud de las personas.
⦁ Evitar la propagación del virus responsable de la COVID-19.
⦁ Cumplir con las normativas estatales y autonómicas respecto a esta enfermedad.
⦁ Procurar que las matanzas domiciliarias no sean una actividad causante de contagios.
⦁ Extremar las recomendaciones dictadas por la autoridad sanitaria.

PROTOCOLO DE ACTUACIÓN

No podrán participar ni asistir a ninguna matanza domiciliaria:
⦁ Personas con síntomas compatibles con la COVID-19. Es decir, con un cuadro clínico de infección respiratoria aguda de aparición súbita de cualquier gravedad que curse, entre otros, con fiebre, tos o sensación de falta de aire, así como otros síntomas atípicos como el dolor de garganta al ingerir alimentos o bebidas, pérdida del sentido del gusto, pérdida de olfato, dolores musculares, diarreas, dolor torácico o de cabeza, entre otros.
⦁ Aquellas personas que hayan sido diagnosticadas por personal sanitario de COVID-19 mediante el estudio de síntomas o por pruebas diagnósticas laboratoriales.
⦁ Toda aquella persona que haya sido considerada contacto estrecho de un caso confirmado o sospechoso.
Limitación de intervinientes y asistentes:
⦁ El número máximo que podrán participar en una matanza domiciliaria será de seis personas, excepto si la unidad familiar (conjunto de personas que conviven en un mismo domicilio) es superior a esta cifra.
Lugar de celebración de la matanza:
⦁ Se celebrará, siempre que sea posible, al aire libre o en locales con suficiente ventilación.
Medidas de protección:
⦁ Cuando en una matanza domiciliaria coincidan personas no convivientes será obligatorio el uso de mascarillas.
Medidas higiénicas:
⦁ Lavado de manos frecuentemente con agua y jabón, y siempre después de toser o estornudar y tras la utilización de pañuelos desechables.
⦁ Utilización de pañuelos desechables para toser o estornudar, depositándolos inmediatamente después en un recipiente para tal fin.
⦁ Siempre que sea posible, mantener la distancia interpersonal de 1,5 metros.
⦁ Cuando participen personas no convivientes, no se compartirán útiles (cuchillos, baños, tijeras, etc.) y se desinfectarán después de cada uso.

RESPONSABILIDAD
El responsable de la matanza que realiza la solicitud para llevar a cabo la misma en el respectivo Ayuntamiento, debe firmar una declaración responsable donde se indique que las medidas indicadas en la presente Guía se van a cumplir, así como las normativas aplicables para prevenir la propagación del virus causante de la COVID-19 y de salud pública para prevenir enfermedades infectocontagiosas o parasitarias y de bienestar animal en el momento del sacrificio, según modelo adjunto.